Fortaleciendo las capacidades en el sector del bambú

Sctor BambuEn Ecuador, como en otras regiones de Latinoamérica, los beneficios ambientales, sociales y económicos del Bambú emprenden su posicionamiento gracias a su importante rol contra el cambio climático al ser económico y resistente, no requerir de mucha agua, crece rápido y es inmensamente fuerte. Además, posee una alta capacidad de absorber dióxido de carbono.

Desde principios del presente año, el Grupo Nacional de Trabajo sobre Certificación Forestal Voluntaria en Ecuador, CEFOVE, también conocido como FSC Ecuador, ha desarrollado alianzas estratégicas con distintas entidades para fortalecer el manejo sostenible del bambú. En el 2019, en alianza con FSC Internacional, se logró la primera certificación grupal en manejo forestal y cadena de custodia de bambú, liderada por ALLPABAMBÚ. Este hecho representó para el país un hito en la certificación de un producto forestal no maderable, que cada vez tiene mayor aceptación en la construcción sostenible.

Seguido a esto, vino un trabajo colaborativo con la Fundación Comercio para el Desarrollo, COPADE, quién es miembro de la cámara económica de FSC, y cuyo resultado es la co-ejecución del proyecto BAMBAL. Esta alianza tiene como propósito el fortalecimiento de emprendimientos de pequeños productores de Bambú y Balsa en las provincias de Manabí y Esmeraldas, jurisdicciones que fueron las más afectadas por el terremoto de abril del 2016. Este proyecto es financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, AECID, que busca abrir mercados justos para las cadenas de valor dentro y fuera del país.

COPADE también es parte del Consorcio META, programa que con fondos de la Unión Europea está trabajando en estas mismas provincias para activar la participación ciudadana y sus medios de vida para reconstruir y reactivar la economía de ambas jurisdicciones. Gracias a esta alianza estratégica, en Manabí se elaboran productos utilitarios con los residuos de la guadua para las construcciones sismorresistentes. Un ejemplo de ello son las cercas de jardín que Manabí Bambú produce y cuya proyección es exportar al mercado español.

BAMBAL ha logrado involucrar iniciativas empresariales, como VerdeCanande, Manabi Bambú y ALLPABAMBÚ, con la Asociación de Campesinos para el Desarrollo Productivo y Comunitario del sector Mache, UNODEC y ASOPROCRU. Así, mediante el fortalecimiento de las capacidades de estas organizaciones se podrá iniciar un camino hacia la certificación FSC, cumpliendo con los altos estándares de calidad y así contar con mayor demanda en el mercado internacional. Además de impulsar y asegurar “buenas prácticas de manejo y de innovación, relaciones comerciales justas y oportunidades para mujeres y hombres que manejan y transforman el bambú y la balsa en productos para la construcción y la energía eólica ”. Para conocer más de este proyecto, se puede visualizar el siguiente video.

Finalmente, la empresa Allpabambú ha logrado utilizar exitosamente el Procedimiento de Servicios del Ecosistema (SE) del FSC. De esta manera se coloca en valor la protección de más del 90% de las riberas locales circundantes gracias a las 140 hectáreas certificadas de bambú. Los resultados de la evaluación demostraron el incremento forestal en las hectáreas certificadas y el impacto positivo en la calidad del agua. Conoce más de este caso, en el siguiente artículo.


© Forest Stewardship Council® · FSC® F000209